Historia

Acerca de Avery Berkel

Avery Berkel cuenta con un rico patrimonio, y ha estado siempre asociada a la confianza y la honestidad. Hemos trabajado en esta industria desde 1875 y entendemos la naturaleza cambiante de nuestros mercados, que están en constante evolución, para ofrecer exactamente lo que el cliente desea. Nuestro desempeño visionario ha apuntado siempre al éxito en la innovación, los avances técnicos y el diseño.

Hoy en día, somos una empresa internacional con una gran reputación en el mundo. Avery Berkel es un nombre conocido y respetado en todo el mundo. Nadie más cuenta con la trayectoria de haber logrado producir una gama de productos de alta calidad e innovación con la atención puesta en las exigencias de nuestros clientes en constante cambio. Si bien estamos orgullosos de tener una impresionante reputación mundial, ponemos mucha atención en cuidar y apoyar a nuestros mercados locales.

Es debido a que nuestros productos siempre han dado un peso honesto que hemos logrado una reputación mundial de confianza. Piense en cualquier tipo de alimento o ingredientes que haya que pesar, y nosotros lo pesaremos.

  • Somos líderes del sector a través de la tecnología y el desarrollo de software.
  • Contamos con una gran variedad de productos que se adapta a cualquier entorno de venta al por menor: desde grandes supermercados a pequeños especialistas independientes.

The Soho Foundry

The Soho Foundry

'Weights and measures are undoubtedly one of man’s greatest and most important inventions’

Qué nos hace diferentes?

Nadie más cuenta con la trayectoria de haber logrado producir una gama de productos para pesar asequibles, de alta calidad y gran innovación. Es nuestro patrimonio el que ha impulsado siempre nuestro espíritu innovador mientras seguimos en constante adaptación conforme a las necesidades de un mundo cambiante. Esta cualidad tan singular garantiza nuestro liderazgo en la industria al brindar soluciones innovadoras de pesaje en el sector minorista.

Acerca de la fábrica de fundición

1996 marcó el 200º aniversario de la fábrica Soho Foundry, y los 100 años desde que se convirtió en la base de W & T Avery, actual casa matriz de las renombradas Avery Weigh-Tronix y Avery Berkel.

La historia de la fábrica de fundición Soho Foundry muestra el desarrollo de la industria misma, ya que comenzaría desde el principio como productora de motores a vapor --operada por Matthew Boulton y James Watt--, hasta pasar hoy a su uso actual para el diseño y desarrollo de los equipos de pesaje electrónicos más avanzados del planeta.  A pesar de que la naturaleza de sus productos ha cambiado drásticamente, el sitio no ha perdido su virtud de centro de excelencia en la fabricación y la innovación.


La fábrica Soho Foundry abrió oficialmente sus puertas el 30 de enero de 1796. En 1762, el Birmingham industrial Matthew Boulton, decidió construir Soho Manufactory en un sitio cerca de tres kilómetros del emplazamiento actual. Era una de las fábricas más avanzadas de su tiempo, Boulton y su socio John Fothergill se dedicaban a la fabricación de una amplia variedad de productos, incluyendo joyería, hebillas y botones en acero, artículos bañados en plata, etc. Durante todo este tiempo, pese a la prosperidad de Boulton, uno de sus principales problemas era la necesidad de obtener más energía de la que estaba disponible mediante el aprovechamiento del vapor adyacente con el fin de alimentar las maquinarias de la fábrica. Una de las soluciones que tuvo fue la de utilizar el vapor como energía.

Los orígenes de la fábrica de fundición. Boulton y Watt

Al mismo tiempo, James Watt, el ingeniero de Glasgow, estaba experimentando mejoras en la eficiencia de la máquina de vapor y triunfó al desarrollar un modelo que podría alimentar máquinas de rotación. En 1768, al volver de un viaje a Londres, se detuvo en Birmingham y se reunió con Boulton, quien le solicitó enviara informes periódicos sobre los progresos de aquel motor experimental. Un tiempo después, el socio de Watt en Londres, el Dr. John Roebuck, cayó en problemas financieros. Roebuck adeudaba a Boulton una gran suma de dinero, y el industrial acordó tomar participación en la patente del motor como pago de dicha deuda.

En el año 1775, Watt y Boulton consumaron una asociación que duraría 25 años y cuyo objeto era construir las piezas correspondientes y montar el motor de Watt en la planta industrial Soho Manufactory. TSe les cobraba una prima a los clientes que adquirían el motor, el cual suponía un ahorro de un tercio en combustible, en comparación con un motor común. Los motores crearon gran interés, lo que desató una alta cantidad de consultas y pedidos que pronto empezaron a llegar a Manufactory.

Sin embargo, los socios se dieron cuenta de que cuando la patente original patente expirara, en 1800, el pago de las primas se desvanecería; entonces vieron que tendrían que hacer y vender motores completos a gran escala si deseaban continuar con el negocio. El emplazamiento de Manufactory ya no era adecuado, y las herramientas eran insuficientes, por lo que decidieron construir una planta totalmente nueva dedicada exclusivamente a la construcción de motores. En 1795, Watt y Boulton compraron el terreno para establecer una fundidora, y en un tiempo muy breve, los edificios fueron quedaron construidos. El 30 de enero de 1796, quedaría oficialmente inaugurada.

The new Soho Foundry

The New Soho Foundry